Necesito un tiempo

Creo que necesito un tiempo” es una frase muy común, posiblemente tu que lees este articulo la has escuchado alguna vez.

¿Qué significa “necesito un tiempo”?

Significa que una de las partes necesita una pausa, un respiro de la relación para poner su cabeza (y sus emociones en orden)

¿Por qué pedimos un tiempo?

  • Para ver si se extraña a la pareja
  • Por que se quiere terminar la relación y no se sabe como o da miedo dar el paso
  • Para ver como se siente estar sin la pareja
  • Para aprender a vivir sin la otra persona
  • Para ir creando distancia y hacer más fácil la separación
  • Si quieres pedir un tiempo o ya lo has pedido, es importante ser honesto contigo mismo/a y definir cual es tu objetivo. Recuerda que hay alguien que espera, que a lo mejor fue tomado/a por sorpresa y que durante este tiempo puede estar sufriendo por la incertidumbre.

¿Qué debo tomar en cuenta antes de “pedir un tiempo”?

Es importante establecer:

  • Cuanto tiempo durará la separación
  • Donde van a vivir
  • Acuerdos de fidelidad ¿Podemos salir con otras personas?
  • Acuerdos de comunicación ¿hablaremos? ¿Chatearemos? Si es así, ¿Con qué frecuencia?
  • Si vivían juntos: ¿Como gestionaremos los gastos comunes?
  • Si tenían hijos: ¿Cómo repartiremos los tiempos y obligaciones con los niños? ¿Que les vamos a decir?
  • Estar seguro de la decisión. Irse y volver a los 2 días por que “te extraño” no es adecuado y podría convertirse en un patrón. Tomarse un tiempo es una decisión madura y responsable

¿Funciona darse un tiempo?

Depende. Si en efecto usas la separación para pensar en ti, reflexionar, tomar distancia y ver las cosas en frío, evaluar honestamente la relación para trabajar en ti mismo, funciona. No funciona si lo consideras una forma de solucionar problemas mágicamente.

Sugerencia

Si te vas a tomar un tiempo, úsalo. Busca ayuda para orientarte y poner las cosas en perspectiva.

Evita comenzar nuevas relaciones si no estas claro/a que quieres terminar la anterior.

  • Evalúa como te sientes fuera de la relación, esto no ocurre inmediatamente, al principio puede parecer todo nuevo y divertido o desolador… respira y tómate el tiempo que pediste con calma y paciencia. Habrán días malos y días buenos, mira como te sientes y al término del tiempo haz tu balance.
  • Evita hablar con todo el mundo. Es común querer “hablar sobre” pero escuchar las opiniones de muchas personas puede confundirte
  • Respeta los acuerdos que han realizado
  • y por último… si sabes que no quieres mas estar en esa relación se honesto/a y evita sufrimiento innecesario al otro. A veces, sin querer, pensamos que alargar la situación es beneficioso y la realidad es que el efecto es completamente contrario, la persona que espera no puede iniciar el duelo, no puede cerrar ese ciclo pues está esperando y en ocasiones llenándose de expectativas o falsas esperanzas.

¿Has pedido un tiempo alguna vez?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *