Intimidad Forzada

Sitúa tu mente en una película de aventuras. Primera escena: nuestro protagonista, probablemente un ex marine o militar retirado, se encuentra haciendo tareas bastante diferentes a las que estaba acostumbrado con una mirada perdida permanente… de repente ocurre un evento adverso: zombies, ovnies, dinosaurios, arañas mutantes… cualquier cosa que tu imaginación te traiga… llega una chica policía inexperta en tacones a colaborar con la situación. Nuestro héroe, por una razón u otra, termina atado en la aventura a esta mujer y por supuesto se enamoran locamente al final de la película. Si Hollywood no se equivoca parece ser que las desgracias unen a las personas y en el mejor caso hace fluir el amor eterno. Bueno, es Hollywood no?

Sin embargo el psicoterapeuta de parejas Matt Lundquist plantea:

“En momentos de miedo y pánico, nos aferramos a la persona más segura y más disponible para la intimidad que nos rodea. Creo que para muchos, el aislamiento es bastante aterrador… así que todos deben hacer lo que tienen que hacer para superarlo”

Si antes de la cuarentena me hubieran preguntado ¿con quién quisieras pasar 6 semanas encerrada sin salir? ¿Hubiera elegido mi familia? ¿Amigos? ¿A quién hubieras elegido? ¿O a lo mejor no hubieras elegido a nadie? ¿Qué tan aterrador es para ti este aislamiento? A las parejas que recién comienzan a conformarse, el COVID19 los tomó por sorpresa. Algunos decidieron experimentar la cuarentena juntos “a ver qué pasa” en plan película de aventuras. El tema está en el nivel de compromiso que se tenga para el momento en que se toma la decisión, el compromiso significa renunciar a otras opciones porque crees que el camino que elegiste es el mejor. Cuando forzamos la intimidad y este camino no ha sido lo suficientemente explorado las restricciones comienzan a molestar y pueden afectar la relación, por lo que vale la pena detenerse a pensar.

Anne Wilson comenta a propósito de intimidad:

La intimidad toma tiempo. Es un proceso. Necesita ser alimentada, valorada, apoyada y se le tiene que permitir desarrollarse. Cuando intentamos manipular la intimidad, la matamos. De hecho, frecuentemente utilizamos la intimidad instantánea para evitar la posibilidad de la intimidad real.

Entonces ¿qué futuro les depara a nuestros héroes?

Si nuestra película tuviera una segunda parte ¿Qué veríamos? Probablemente una pareja que tuvo la suerte de encontrarse, adaptarse y fortalecerse en la adversidad aprendiendo a hacer equipo y tolerando las diferencias… o … una pareja que al pasar la novedad comienza a sentirse irritada por el cepillo de dientes o los platos sin lavar en el lavaplatos. En este caso, solo deseo que la razón que los mantenga juntos no sea la situación económica que se avecina, responsabilidades que hayan adquirido juntos o simplemente el miedo a estar solo/a.

Si estas con tu pareja en este momento, aprovecha esta oportunidad única de desarrollar y construir juntos su intimidad. La intimidad comienza por ti, por permitir que el otro te ame a un nivel profundo y luego dar en consecuencia. Te recomiendo esta actividad para esta cuarentena: 36 preguntas para enamorarse 

Entonces, para aquellos que decidieron experimentar la cuarentena juntos “a ver qué pasa” en plan película de aventuras, espero dejarles algo para reflexionar.

Hasta la próxima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *