Los Rituales

Crear rituales no solo es una actividad divertida, también es importante tener algo que nazca de la pareja y que al repetirlo se convierta en su “sello único”. Particularmente soy creyente del ritual, creo que es poderoso y a la vez tiene la fuerza enorme de unir. Estamos rodeados de rituales solo que no lo tenemos consciente, ¿Cuáles son los tuyos?

Cuando hablamos de rituales podemos mantenerlo simple, por ejemplo: crear alguna actividad en navidad como hacer galletas, hacer una pequeña hoguera en el solsticio de verano para “quemar” lo que no quieres más en tu vida, tener un día especial donde la pareja o familia comparta algo especial como entregar cartas escritas a mano o simplemente crear un hábito sencillo como dar una caminata o preparar algo especial en la cocina el domingo.

Hazlo en grande

Crea tu ritual de forma que mantenga la misma estructura con el paso del tiempo, piensa que es algo que puedes enseñar a tus hijos y ellos a los suyos. Los símbolos tienen mucho poder, piensa en algo que tu infancia que quisieras retomar o recrear a tu manera y compártelo con tu pareja.

Cuando elijas una actividad o un hábito frecuente que quieras incorporar y comiences a implementarlo en tu vida pensarás ¿Por qué no lo hicimos antes? Probablemente por la creencia de que “nunca tenemos tiempo”… un ritual requiere disciplina, poder (y querer) dejar lo que estoy haciendo para regalarse como pareja este momento de gozo y disfrute.

Entonces, pregúntense ¿Qué rituales queremos incorporar en nuestras vidas? elijan hoy algo que les encante a ambos: un día a la semana de caminatas, ver el atardecer, meditar, cocinar algo nuevo, probar un nuevo vino, masaje juntos, lo que les apetezca y hagan de esto un ritual que los acompañe siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *