Los silencios prolongados. ¿Nos quedamos sin temas de conversación?

Todos hemos visto parejas en restaurantes o sitios públicos absortos en su comida sin ni siquiera mirarse, toda una larga cena sin dirigirse una palabra o solo lo básico. Destacan al lado de las parejas que se miran, hablan, se ríen, comparten la comida, entre miles de otros ejemplos.

Tememos enormemente ser alguna vez estas parejas.

¿Cómo llegamos a ser una de estas parejas?

¿Nos conocemos tanto que no tenemos de que hablar?

¿Ya no soy interesante para el otro?

¿Es incómodo ese silencio?

Es importante hablar sobre ese silencio que te preocupa:

  • ¿Qué es lo que los distancia? ¿Existen muchos puntos en los que no hay un acuerdo? ¿Cómo pueden solventar estos problemas juntos?
  • ¿Hay algo que podría estarle preocupando a tu pareja y se mantiene reflexivo?. Esto podría ser algo que no tenga que ver con la pareja o la familia, recuerda: no todo tiene que ver contigo.
  • Si has intentado el acercamiento sin éxito, busca ayuda.

Existen parejas que mantienen esta dinámica por años e incluso se acostumbran a ella. Si lo que los separa se refiere simplemente a una falta de conexión temporal sin problema de base, te dejo algunos tips para volver a reconectar:

  • Que empiece por ti. Es probable  que sea un tema de simplemente comenzar a tener una conversación.
  • Elige un tema ligero y de agrado de ambos. No es un buen momento para recordar discusiones o aspectos pendientes.
  • Existen actualmente numerosos juegos para iniciar y mantener conversaciones. Como por ejemplo: Amor con palabras, Trivia para parejas, Vertelis. En el próximo artículo hablaremos de otros juegos y dinámicas divertidas para reactivar la comunicación. 
  • Presta atención a la forma como te comunicas, antes de señalar o hacer juicios es mejor hacer declaraciones como: “extraño como solíamos ser”, “no me siento bien cuando estamos sin decirnos nada”. Es importante ser autentico/a y abandonar formas dañinas que antiguamente ya han causado problemas.
  • Toma en cuenta que al estar sin comunicarse tanto tiempo podría no salir bien al principio. Si la situación no mejora, es importante buscar ayuda.

Recuerda, estar en silencio en una cena o actividad social no es necesariamente un indicador de que algo anda mal. Solo es una señal de alarma cuando es un comportamiento que se mantiene en el tiempo y es algo habitual.

Hasta la próxima!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *