¡Me han pedido un tiempo! ¿Qué hago?

Miremos ahora el otro lado de la moneda.

¿Qué hacer si te han pedido un tiempo?

  • Respeta su decisión. Aunque sea muy difícil en ese momento, trata de mantener la calma.
  • Posiblemente estés lleno/a de dudas. Pregunta a que se debe esta solicitud evitando crear escenarios en tu mente que probablemente no existan. Antes de suponer, pregunta.
  • La persona que pide tiempo, ya lo ha pensado, con lo cual evita insistir en que lo piense mejor o que no se vaya.
  • Pregúntate: ¿Qué voy a hacer yo con este tiempo?, Piensa que no necesariamente eres la parte pasiva de esta situación, no eres una victima. No se está acabando la relación, te han pedido un tiempo, tu decides.
  • Aunque duela, pensar que la relación ha terminado no solo te permite seguir adelante y hacer expectativas o mantener falsas esperanzas, además te permite comenzar desde cero si la persona vuelve a tu vida, no es un continuar… es un stop – tomar lo bueno, aprender de lo malo – crear una nueva relación desde cero con lo aprendido.
  • Respeta los acuerdos, si han acordado no hablar durante este tiempo respétalo. Esta persona necesita alejarse y tenerte llamando o enviando textos puede tener el efecto contrario al que deseas.
  • Evita llamar a la madre, amigos y conocidos, difícilmente ganes algo con esta actitud y pierdas mucho.
  • Es normal que se enciendan las alarmas y quieras saber todo de tu pareja durante esta tiempo. Haz un stop y mírate ¿No hay otras cosas importantes? ¿En qué momento esta persona o situación se volvió el foco de tu vida?, enfócate en tus metas y en ti. Esto es mucho más productivo (y atractivo para el otro) que la obsesión. Sigue tu vida!
  • Evita interpretar cualquier acercamiento o cortesía como una señal de que todo ha vuelto a la normalidad. Cuando esto sea así, te lo hará saber.

¿De cuanto tiempo estamos hablando?

Es difícil precisar pues no es una receta ni esta escrito en un manual. El tiempo dependerá de los acuerdos y de cuanto esta dispuesto/a a tolerar el que espera. Lo importante es estar claro/a en tus limites internos y evitar postergar lo que parece ser inevitable.

El tiempo también es para ti

Es momento de hacer una profunda reflexión sobre la relación y sobre ti. Aprovecha para mirarte, buscar ayuda, pensar si quieres darle una segunda oportunidad a la relación o si hay cosas que quieres cambiar a partir de ahora. Independientemente de que vuelvas a tu antigua relación o no, este ejercicio te va a permitir hacer darte una mirada y a la manera en la que te relacionas.

Otro punto de vista

No todo el que pide tiempo lo hace por que tiene dudas, en ocasiones se retiran para tratar de generar una respuesta en el que se queda, es posible que esté tratando de llamar la atencion a problemas que han agotado la via de la comunicación, ¿podría ser este el caso?

Estar “a la espera” es una situación muy desesperante, se despiertan toda clase de fantasmas pasados, presentes y futuros. Lo más saludable en estos casos es buscar ayuda, pero atención! Ayuda no es hablar con 1000 amigos con opiniones diferentes que pueden confundirte. Ayuda significa alguien cualificado para acompañarte y orientarte a través de este camino.

Hasta la próxima

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *